Bunnies!

[English version below.]
Pues, la primera vez que vimos un conejo a nuestra parcela fue en junio de 2017, pero el mes pasado vi otro bien grande viviendo dentro del huertecito vallado que por las lluvias copiosas y bastante seguidos de este otoño, ya se había llenado con una selva de mala hierbas. Una vergüenza la verdad pero ha sido imposible desbrozar tanta y además en invierno, cayerá ella sola y se convertirá en un mantillo denso que mejorará el suelo. Las langostas este año casi me parece que han hecho más daño, comiendo todas las hojas de las Brassica que puse en setiembre.

Otro cuento bien cómico es que vimos un serpiento persiguiendo a un conejito del tamaño del atrevido del año pasado. El conejito saltaba, paraba para buscar hierbas, vio como se acercó implacablemente la serpiento, dio más saltos, paraba, la serpiente avanzaba y así hasta desaparecer dentro de la maleza, mientras nosotros continuamos trabjando. Por su gran largo, me imagino que ha sido un Malpolon monspessulanus.

IMG_2907Los conejos nos están ayudando también, como se aprecia en la foto, y he aprovechado para aplicar este abono que es suave a las verduras de invierno que tenemos allí entre los naranjos. Ahora estamos debatiendo si seremos capaces de matar conejos para llegar al siguiente paso de una explotación sostenible, donde por supuesto se ha de aprovechar cada posibilidad de proteina que ofrece la tierra….

We have a full-grown rabbit living inside the jungle that was our first fenced-in garden, which we´ve rather neglected. We´ve been thinking about trapping it for food, which will at some point probably becoming necessary if we are truly to live off the land. Making a trap is no trouble, but we are both asking ourselves, exactly how will we slaughter that bunny, in the most humane and least traumatic way? If we find an answer to that question, hmmm, we´ll let you know.

In the meantime, the piles of scat are piling up. And last week we saw the inevitable result of a big rabbit: a small rabbit, about the size this guy was in June of last year. Unbelievably, it was being chased by a two-meter-long darkish-colored snake which likely is the local slightly poisonous (rear fangs only) variety, Malpolon monspessulanus. It was funny to see the bunny hop away, stop, see the snake approach, hop away again, all the while as the snake slithered on. Not sure who won that race but I´m betting on the hare!